Condenaron a 9 años de prisión al pastor acusado de abusar a cuatro nietas de su pareja

El hombre negó que haya cometido los ataques sexuales por los que fue juzgado, y aseguró que fue una estrategia de la familia “porque no lo querían”.

Finalmente, Ricardo Ismael Lucero, el pastor acusado de abusar de cuatro nietas de su pareja, fue condenado a 9 años de prisión por abuso sexual simple, en el caso de tres de las víctimas y abuso agravado, por cometerse de manera reiterada contra una de las niñas.

Los hechos fueron denunciados con muy pocos meses de diferencia, y la abuela de las menores nunca les creyó. Ese fue el eje principal de la defensa, que alegó que las denuncias fueron armadas por la familia de la pareja del acusado que se oponían a que el pastor se convirtiera en el heredero de la mujer.

De acuerdo a lo que declaró, Lucero, él y su pareja, la abuela de las cuatro menores, anunciaron que se iban a casar y “ese fue el detonante para que se produjera una cadena de denuncias en su contra”. Este martes por la mañana, el hombre volvió a asegurar que nunca las tocó y la defensa pidió la absolución por falta de pruebas.

Sin embargo, las conclusiones de las Cámaras Gesell realizadas a las cuatro niñas demostraron lo contrario: los relatos fueron coherentes, coincidentes y verídicos.

Todos los  hechos fueron denunciados entre marzo y agosto de 2018. Una de las testigos que declaró en la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes es la madre de la primera de las víctimas que habló. A partir de ese momento, sus primitas, o sea las otras tres damnificadas, comenzaron a hablar también de lo que les había hecho el pastor.

Con palabras propias de la edad, una de las víctimas le dijo a su mamá que el hombre la había manoseado en la zona genital.

EDR