Asesinó con una mancuerna y un hacha a dos ladrones y ahora custodian su campo por miedo a que cómplices busquen venganza

Los efectivos policiales vigilan el predio, en la localidad bonaerense de Angel Etcheverry, en el partido de La Plata, en el que el hombre, de 48 años, dio muerte a dos ladrones, quienes mantenían de rehenes a su esposa y a sus tres hijos.

Efectivos policiales custodiaban este lunes el campo en el que un hombre masacró a dos ladrones que tenían de rehén a su familia, ya que se teme que cómplices de los muertos intenten vengarse a raíz de lo sucedido. El dramático caso ocurrió ayer en la localidad bonaerense de Angel Etcheverry, en el partido de La Plata. El justiciero, mientras tanto, está internado, luego de haber sido herido de bala por los delincuentes. Hasta el momento se asegura que el hombre obró en legítima defensa.

Los voceros del departamento judicial platense revelaron a cronica.com.ar que los uniformados del Comando Patrulla Rural (C.P.R.) de La Plata se encargan de custodiar el predio, situado en el kilómetro 63,300 de la ruta provincial 2, en proximidades del límite con Lisandro Olmos.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hombre, llamado Javier, de 48 años (reservaremos su identidad completa para su seguridad y la de su familia) tuvo que ser alojado en el Hospital Doctor Alejandro Korn, ubicado en jurisdicción de Melchor Romero.

En un comienzo se dijo que la víctima tenía una herida de bala en la pierna izquierda, aunque se comprobó, en el citado nosocomio que, además, presentaba lesiones en la región inguinal.

Hasta el momento y, en base a las diferentes pericias que fueron concretadas en el escenario del doble crimen por los expertos de la Policía Científica, se asegura que el damnificado actuó en legítima defensa.

El dramático hecho se produjo a las 20 del pasado domingo cuando 2 individuos ingresaron armados y con intenciones de robo al campo, donde redujeron por la fuerza a una mujer, de 47 años, y a sus tres hijos (dos chicas de 23 y de 17, y un joven, de 20), a quienes tomaron cautivos para desvalijar el mencionado inmueble.

En dichas circunstancias, el jefe de la familia entró al lugar y sorprendió a los marginales, con quienes comenzó un violento forcejeo.

Javier se apoderó de una mancuerna que había en la casa y masacró a golpes a uno de los forajidos, quien cayó, con la cabeza aplastada, dentro del domicilio.

Al ver esa situación, el otro delincuente trató de escapar a la carrera, pero Javier, con un hacha, lo persiguió y, en inmediaciones de la vivienda, dio muerte al sujeto, a quien masacró, dándole golpes en el cráneo y en el estómago.

Pesquisas policiales de la comisaría de Lisandro Olmos (15ª de La Plata) se encargan de investigar el suceso.

En poder de los occisos se incautaron un revólver y una pistola.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Tentativa de robo y homicidio”, la doctora Ana María Medina, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 de los tribunales platenses.

Cronica